Colombianas aplazan su maternidad para escalar en sus carreras y alcanzar una autonomía económica

Las prioridades de las mujeres colombianas están cambiando. Según un estudio liderado por FERRING e Invamer en Colombia, el ranking de prioridades de las jóvenes profesionales de Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla, empieza por el desarrollo profesional, seguido por viajar, estudiar, casarse y, por último, tener hijos.

La encuesta revela que un 38% de las mujeres no quieren ser madres, frente a un 62% que lo desea.

Para quienes no desean ser madres, sus principales motivos son el temor a estancar su carrera profesional, debido a las demandas y responsabilidades que trae consigo ser madre, además de perder el trabajo, ya que ser asalariada es considerado como el primer escalón para alcanzar la autonomía económica y la libertad.


Por su parte, para la mayoría de las mujeres que quieren ser madres (72%), la edad ideal para ser mamá está entre los 30 y 35 años, pues consideran que en este momento contarán con la estabilidad económica requerida y posiblemente un mejor desarrollo profesional.

Por su parte, las mujeres que quieren ser madres después de los 35 años afirman tener una mentalidad confiada y tranquila frente a su fertilidad, asumiendo que cuando llegue el momento su cuerpo tendrá la capacidad de lograr y llevar a buen término el embarazo. Lo anterior quiere decir que la posibilidad de tener hijos se da por sentada y muchas mujeres no saben de los riesgos de infertilidad o fertilidad reducida. Así se demuestra que las mujeres NO están planeando correctamente su fertilidad.

La postergación de la maternidad (para las que sí quieren ser madres) resulta una solución adecuada que les permite realizar sus metas profesionales y vivir otras experiencias, como una vida social activa, ahorrar e incluso tener una pareja.

Por otra parte, el 68% de las mujeres usaría tecnologías de reproducción asistida solo en caso de requerirlo o por temas de salud que impidan un correcto embarazo. Aun así, 46% de las consultadas estaría dispuesta a congelar sus óvulos como una forma de planear su fertilidad.

De manera que las tecnologías de reproducción asistida resultan una opción viable para aquellas que quieran tener hijos y construir su carrera, así como dejar las opciones abiertas para las que no. Así, el control de la fertilidad pasa a ser un tema no solo de prevención, sino de planeación, en el que las mujeres pasan a elegir el momento adecuado para ser o no mamá, sin que sea demasiado tarde y el reloj biológico sea un impedimento.

Un nuevo paradigma femenino se impone, y modernas tendencias harán posible el cumplimiento de los roles de la mujer. Ellas empiezan a empoderarse de su futuro, de su reproducción y a planificar su proyecto de vida haciendo uso de la tecnología y de las herramientas del entorno.


*Chicas están seguras de esta cifra? Este artículo de El Tiempo señala que el 14% está indecisa y el 49% dice que si: https://www.eltiempo.com/vida/mujeres/cifras-de-por-que-las-mujeres-aplazan-su-maternidad- 398058