¿Sabes cómo funciona tu ciclo de reproductivo?

Al tiempo que las mujeres desarrollan sus proyectos profesionales y sueños personales, su capacidad reproductiva se ve disminuida. Uno de los principales retos de las mujeres de hoy en día es hacer que nuestro reloj biológico coincida con el momento que hemos definido como el mejor para ser madres.
Todo un desafío cuando hoy nos enfrentamos a una nueva realidad en la cual estamos aplazando nuestra maternidad para darle mayor cabida a otras prioridades.

La edad ideal para ser mamá1

A los 20 años el cuerpo de la mujer se encuentra en su pico de fertilidad y con la mejor carga genética para ser madre.
Cuando inician los 30 y sobre todo después de los 35 la posibilidad de quedar embarazada se reduce a un 20%....
...Esto quiere decir que de cada 100 mujeres que intente quedar embarazada solo 20 lo conseguirán y 80 tendrán que seguir intentando.
Mientras que, a los 40 años, la situación empeora y la probabilidad de quedar embarazada es inferior al 5%.


¿Qué es importante aquí?

Entender que el reloj biológico corre al ritmo del tic-tac. Entre más años tenemos nuestra capacidad reproductiva es menor.
Las mujeres tenemos un número finito y único de óvulos que representan la reserva ovárica de cada mujer.

¿Con cuántos óvulos nacemos?

Nacemos con aproximadamente 1 a 2 millones de óvulos cuando llegamos a la 2 pubertad este número habrá descendido a 300.000. Y solamente 300 serán ovulados durante los años reproductivos. La mayoría de los folículos no se liberan durante la ovulación, sino que pasan a través de un proceso gradual de pérdida denominado atresia.3


La reserva ovárica y los años

A los 30 años el número de óvulos puede caer al menos en un 90%.
Para los 40 años, las mujeres podemos tener diez veces menos óvulos almacenados en nuestros ovarios que cuando teníamos 25 años.

La calidad también importa 4

No solo debemos enfocarnos en la cantidad: la calidad también importa. Esta empieza a decaer después de los 35 años, lo que impacta no solo la posibilidad de quedar embarazada, sino la salud del bebé.
En la medida en que la cantidad de los óvulos disminuye, la calidad de los mismos también, estos cambios son más notorios entre los 35-39 años. Cuando la reserva es pequeña, se producen menos hormonas que permiten que el óvulo madure y esté listo para ser fecundado.
Así como las mujeres planean cada etapa de su vida, planear con anticipación la fertilidad para que esta se alinee con el mejor momento para ser madre, es posible. Este sueño la ciencia lo ha empezado a hacer realidad.